El cielo puede esperar

24/09/2008

Yo que he sido objetor

Filed under: Ensayo,Ida de olla — Javier @ 22:04

Recuerdo que fui a la oficina de juventud para que me dijeran si podría librar del servicio militar (desde ahora mili) ya que trabajaba, no estudiaba, era una parte importantíííísima de la empresa (era el que etiquetaba los libros). Pero una señora con cara de pocos amigos me respondió con un seco: “no puedes hacer nada a no ser que tengas alguien a tu cargo o estés impedido”. Dado que mi única opción era dejar a alguno de mis padres “parau” y cuidarle o fingir ceguera, al final decidí objetar.

No era por cobardía o cabezonería, simplemente se me juntaban varias ideas en la cabeza:

1- Absolutamente todos los amigos que habían hecho la mili, pasaban una especie de lobotomía en la cual sola y exclusivamente hablaban de “su” mili, que si el cabo tal, que si el general cual, que si se le había escapado un tiro a una vaca, que si el zenme se le encasquillaba, etc, etc y la verdad me parecía tan poco… erótico, poético… útil, que me llegaba a asustar de la operación de cráneo que podrían hacerme en el cuartel para insertarme el chip ese que todos parecían que traían.

2- Yo no tengo estudios, pero no me parecía justo tener que aguantar gritos y ordenes de un señor que de lo único que sabe realmente es de maniobras, tiros y puñaladas; cuando no lo hice de ninguno de mis profesores.

3- Realmente para el diseño de vida que me había hecho prefería aprender a cuidar a niños o pintar rayas de un campo de fútbol que de aprender a cuadrarme o a disparar. Alguien tendrá que cuidar de los hijos de los soldados que se irían a la guerra.

Así que objeté.

Os preguntaréis a que viene esto, y os lo voy a responder ya mismo.
Me gustaría que esas familias que han alegado objeción de conciencia a la hora de recibir la asignatura “educación para la ciudadanía”, me explicarán que tres razones (o menos, o más) dan para llegar a ese punto. ¿Acaso creen que eso les convertirá a sus hijos en homosexuales, en moros, en conductores precavidos? o ¿simplemente en su “diseño de vida” no entra que sus hijos sepan que ser homosexual o moro es exactamente igual que no serlo?
Yo he estudiado en historia a Hitler y no por eso me he vuelto nazi, con lo cual tampoco es seguro que esa asignatura (absolutamente necesaria en estos tiempos) haga que sus hijos sean más “cívicos”… pueden estar tranquilos.

Un saludo ciudadano.

Anuncios

5 comentarios »

  1. 1-La mili era una perdida de tiempo. Se mirase por donde se mirase.2-Todos cuentan anecdotas de lo bien que se lo pasaron. Pero si les hubieses dado la opcion de elegir IR O NO IR, niguno iria ni volveria.3-Matizando el punto 2, solo los amigos que conoces dicen que se lo pasaron chupitimagui, todo el dia en la cantina, haciendo de chofer de los jefazos o en la playa todo el dia en ella. Luego por otras vias de comunicacion y amigos de otros, todos lo pasaron muy mal.Algo no cuadra ¿verdad?4-Los tiempos de la mili pasaron, su duracion siempre fue excesiva. SI en aquellos tiempos, los ultimos la mili en vez de durar lo que duraba creo que 9 meses se hubiese cambiado por un “mes de acercamiento” a las fuerzas armadas o incluiso dos semanas, seguro que muchos objetores hubiesen ido a probar eso de hacer el Rambo y el Norris, lo que pasa que a nadie le gusta perder un año de su vida en esa mongolinada que era la mili.Yo fui objetor, pero de los ultimos ni prestacion ni mili. Libre como un campeon.Pero quien me dice a mi que con 18 o 19 años en verano en uno de los meses de vaciones de estudidos no me hubiese gustado ir a la mili de un mes o 15 dias para ver como era aquello.Hubiese sido como ir de CAMPAMENTEO PERO CAMPAMENTO DE VERDAD con todos los gastos pagados.Ahh!! que hablamos de la asignatura esa de la Ciudadania, por mucho que eneseñen en los colegios como en tu casa sean unos zopilos de poco valdra esa asignatura, las posibilidades de que salgas un macarrila o un pijeras repelente no se veran mermadas por recibir esa asignatura.La clase media social, protesta bien poco por esa asignatura, claro que hay una clase media que se cree que pertenece a la high society garrafon que protesta porque son unos cenutrios y no dan para mas.

    Comentario por Anonymous — 25/09/2008 @ 09:49 | Responder

  2. Que suerte, que haya habido gente, que gracias a tener trabajo, a sus pocos 18 años, y me temo que vosotros aún no habeis llegado a los 40, haya podido objetar.Eso si, sin tener que encargaros de ninguna madre viuda, o casos parecidos, donde realmente se curraba porque había que comer(que libraban ojo-no eran objetores. En el caso de los objetores, creo que tenían que hacer servicios sociales aproximadamente dos dias a la semana, y escogiendo horario. ¿Es así?, bueno, pués el que tenía que atender a su familia, en realidad estaba haciendose a si mismo un servicio social, porque seguro que no podría pagarse una cuidadora para sus niños, mientras duraba la jornada laboral.Que suerte, que gracias a unos padres que os podían mantener y ayudar (sin lujos… lo básico, vamos), pudieseis elegir entre ir a la mili, estudiar o trabajar, para sacaros unos durillos y poder ir al cine, a dar una vuelta con la chica de turno…., después de salir de vuestro turno mañanero, cumplido normalmente en “la Cruz Roja”, de vuestra ciudad, en lugar de estar fuera de casa, y que encima la familia te tuviesen que mandar “algo” para ayudarte (comestibles, sellos, papel y sobres para escribir a casa,y en el mejor de los casos alguna pesetilla, con la que normalmente se solía traer el tipico souvenir, muñeca militar cornetera).Que mala suerte, para todos aquellos que no hemos podido elegir entre hacer la mili, u objetar, porque nuestra objeción, la cumpliamos en la carcel, y no en la Cruz Roja de nuestra ciudad; y vivimos una mili, con mujer e hijos, normalmente fuera de la comunidad en la que teniamos nuestro hogar.Pero que buena suerte, que como dice nuestro buen amigo anonimo, aquello era como un campamento que nos encantaba, y al que llegabamos como crios iluionados a jugar a Rambo (al que todavía no conocíamos, porque solo en ciertas casas había teles).(Añado que algunos si conociamos al señor Clint Eastwood de verlo en los cines, pegando tiros).Eso si, ahora pensamos, aquellos que si hicimos la mili, que felices aquellos objetores, que siendo objetores, con la boca llena de decir que estaban en contra de las armas y de las guerras, eran felices y salían pegando tiros, de todas las peliculas de acción, guerra, ciencia fición -belicas en general- donde siempre hay un bando de buenos y uno de malos a los que hay que aniquilar. Campamentos, retomando lo anterior, donde todo era gratuito, porque el estado, nos pagaban el billete de ida y de vuelta del tren o barco,-ya existían los aviones, pero esos no entraban en los presupuestos, o sea que no te los pagaban (debía de ser para que te fueses acostumbrando a los espacios largos de tiempo)- en el que nos desplazaban desde nuestra casa, hasta el que iba a ser nuestro magnifico campamento durante dieciocho meses, que es algo más de tiempo, que unas vacaciones estudiantiles de verano.De todas formas, que buena suerte, que ahora se pueda elegir. Que buena suerte, poder elegir asignaturas o temáticas de estudios, en lugar de tener que elegir si queremos o no esa “mongolinada” que era la mili.Y que suerte que TODOS, desde la clase media, a la alta pasando por los cenutrios (que debemos de ser la clase obrera), tengamos las “¿mismas posibilidades?” de salir hechos unos macarrillas, pijeras repelentes o buenos ciudadanos, simplemente, por recibir una clase de ciudadania durante….. vamos a poner 3 horas a la semana en un centro escolar.La educación a la ciudadania, al igual que la enseñanza religiosa, deberían de inculcarse en casa, o en una iglesia, no en una escuela, o instituto. De nada nos sirve, un niño que vaya a clase y por política se le obligue a asistir a una asignatura como estas, si luego llega a casa y el padre es neonazi o ateo.NO SE DEFERÍA CONFUNDIR FORMAR CON EDUCAR. LA FUNCIÓN DEL PROFESOR ES FORMAR, LA DE LOS PADRES EDUCAR.Pero sobre todo que bueno es poder elegir, y tener blog como éste donde dejar nuestra opinión.Y aproposito, ¿por qué no objetamos del trabajo, ese que TODOS tenemos, que TODOS escogemos, y que está tan bien pagado y nos proponemos ir 15 dias o un mes por el verano,a realizarlo, en lugar de todo un año, a ver si nos gusta o no? Podría considerarse una experiencia religiosa, o mistica, según lo macarrillas, pijeras, cenutrios o zopilos que seamos.

    Comentario por pelleyu vieju — 01/10/2008 @ 05:28 | Responder

  3. Pero querido amigo Vieju. No crees que hay unos valores universales, que hay que inculcar a los niños? y digo universales ya que la igualdad y el civismo, por nombrar algunos. Ya que la la xenofobia y el vandalismo sí se publicitan como erroneos. No hablamos de que sena los profesores los que eduquen a los niños, hablamos de que hay una serie de valores que creo que todo joven debería de conocer independientemente de que los padres se encargen de ellos o no. Si no fuera así, tampoco podríamos repetir por los medios de comunicación una y otra vez que el recismo es malo, ya que también es obligación de los padres, ¿verdad?Un saludo y gracias por el brillante comentadio.

    Comentario por Javier — 01/10/2008 @ 07:52 | Responder

  4. Yo también soy de los que objeté al Servicio Militar Obligatorio. Naturalmente, eso es algo que no me hace mejor que a los demás. Sólo es una decisión personal en base a unas creencias de tipo ético o folosófico, sin ninguna garantía de acierto. Respecto al tema de Educación para la Ciudadanía, ya expresé mi opinión en mi blog http://labioscomoespadas.blogspot.com/2008/03/seor-s-seor.html . Como ves, no puedo estar más en desacuerdo contigo y más de acuerdo con pelleyu vieju. Un saludo y enhorabuena por el blog.

    Comentario por J — 06/10/2008 @ 10:47 | Responder

  5. Ahhhh claro!!!No lo habia pillado.Es que decir que la mili es una perida de tiempo y que te parece un año perdido no vale como escusa para ser objetor.Es un pena que no hubiese otros motivos legitimos para oponerse a la mili como “PERSONAS QUE NOS TOCA LOS CATAPLINES PERDER UN AÑO DE NUESTRAS VIDAS EN LA MILI”Yo no soy OBJETOR DE CONCIENCIA,me libre a base de prorrogas y prorrogas y objeccion finalmente, eso lo tengo muy clarito, soy contrario a la mili, a perder un año haciendo el imbecil y encima por cuatro duros.Disfruto con las pelis de Rambo, de Chuck Norris, militares de tiros de lo que sea y no por eso todos los dias salgo de mi casa a las 9:00 de la mañana a conquistar algun pais vecino o a dominar el mundo con viles, oscuros y perversos planes de dominacion mundial.

    Comentario por Anonymous — 06/10/2008 @ 23:36 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: