El cielo puede esperar

28/06/2009

Piloto automático

Filed under: Ensayo,Ida de olla — Javier @ 10:49

El placer es limitado, sí, lo siento mucho pero hay una razón puramente química. El cerebro librea la dopamina y las endorfinas que nos hacen sentir bien. Es el propio cerebro el que pone fin al placer. Si comes patatas con huevo y chorizo a todas horas, al final te pondrás malo y te acabarán repugnando. Por suerte aunque en el momento el placer es limitado, el número de ocasiones que puedes disfrutar del placer a lo largo de tu vida sí es ilimitado.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: