El cielo puede esperar

03/03/2010

Guía de Ust-Kamenogorsk (Oskemen) para papás y mamás en adopción

Filed under: Adopción,Papá — Javier @ 18:53
Tags: ,

Hace ya un año que vivimos los más intensos, emocionantes e importantes momentos de nuestra vida en la ciudad de Oskemen

Y a fuerza de ser pesado y repasando todas nuestras anotaciones, fotografías y navegando en el Google Maps, os quiero hacer una pequeña guía. Para los que ya habéis estado no os dirá nada nuevo, pero espero que sí os traiga buenos recuerdos, para los que habéis estado en otra ciudad o región, que sepáis como sobrevivimos esos gélidos (solo en temperatura) 24 días… y sobre todo para los que vayáis a viajar, daros alguna pista de que hacer, comer o comprar:
Para ver los mapas con más detalle pinchad en los enlaces.

La ciudad no es especialmente bonita. Tiene un par de mezquitas bonitas y un agradable paseo a la orilla del río si la temperatura acompaña un poco. Son cerca de 300.000 habitantes, mayoría de etnia rusa (60%) y minoría kazaja (30%).

Pero vamos a lo interesante:

Desde luego el recorrido que más vais a repetir será el de vuestro “hogar” al de vuestros hijos. Nosotros nos alojamos en el Shiny River el mejor hotel de la ciudad, un muy buen restaurante (carillo) pero estupendo, desayuno buffet, wifi de pago (aunque en la página ponga que es gratis, quizás lo han cambiado) muy confortable y con gente muy atenta. Aquí os muestro la ruta que haréis día tras día encantados y con una sonrisa en la cara.
Del Hotel a la casa cuna:

Una vez repuestos de las emociones, y sedientos, puesto que en cualquier sitio donde entréis, si fuerais en invierno, supera los +24º de temperatura. El agua del hotel no es muy recomendable de beber, así que necesitaréis víveres: agua, patatitas, paté, aceitunas, tomates, fruta, etc, etc. Las cenas en la habitación del hotel son de lo más confortables del viaje y si son en buena compañía mucho mejor. El aceite de oliva español es caro, pero merece la pena gastarse algunos tenges. La fruta está más seca que el ojo de un tuerto (en invierno) pero se puede comer sin problemas. Pasaréis por el Danniel. Aparte de supermercado, tiene diferentes plantas de ropa y complementos.
Supermercado “Daniel”:

Ver mapa más grande

No obstante para las compras de ropa para los peques, gorros rusos de buena calidad, frutos secos, botas para los niños, lo mejor es ir a los mercados al aire (frío) libre, es todo un espectáculo la cantidad de gente, de comerciantes y de productos que hay… hasta pescado congelado tienen (al aire). El más grande está muy cerca del hotel.
Mercado al aire libre más próximo:

Ver mapa más grande

Hay una tienda cruzando el puente llamada VITA. Abajo tiene una extensa librería, donde comprar libros sobre el país, libros de pegatinas, de colorear, pinturas y esas cosillas para los peques. Tiene plantas mas arriba de ropa, pinturas, menaje. La única pega es las vendedoras te asaltan un poquillo para venderte hasta el suelo que pisas, pero se lleva bien. probablemente sea la mejor librería-papelería de toda la ciudad.
Librería y tienda de regalos:

Ver mapa más grande

Pero hablemos de la gastronomía.
La comida kazaja se basa en cordero, pollo, caballo y peces de río. Casi todo guisado y bastante especiado. El pescado es de río y está muy fresco y muy rico, olvidaros del aceite de oliva, aunque las carnes están muy sabrosas. Dependiendo del precio del tenge las comidas o cenas pueden salir muy baratas en los mejores restaurantes de la ciudad. Nosotros lo cambiamos a 192 tenges el Euro y ahorramos un montón en todo.
Aquí os pongo los mapas con los mejores restaurantes que nosotros probamos:

Es del mismo dueño que las pizzerías “Pizza blues”, un turco con kebabs de todos los tamaños y formas, platos combinados muy buenos y a un buen precio.
Restaurante de kebabs turco muy bueno:

Decoración rústica y un personaje a la puerta muy al estilo de Crispin Klander. Muy buena comida de caza y postres exquisitos. La carta es inmensa y la tienen en ingles. Es un riesgo pero de las dos veces que fuimos siempre nos gustó todo.
Restaurante georgiano:

Ver mapa más grande

Restaurante típico kazajo. Muy grande y espacioso, carta en ingles, pero poco entendible. Muy buena carne y pescado. Cuidado en las mesas pues para acompañar ponen unos platos de salsas y entre ellas está el wasabi (verde) NI TOCARLA
Restaurante kazajo:

Ver mapa más grande

El mejor restaurante chino de la ciudad esta escondido cerca del cine y al lado del parque. No entienden el ingles… ni casi el ruso. Te sugieren platos, pero lo mejor es que te traigan la carta y elegir. No la tienen en ingles, pero sí viene con las fotografías de los platos. No obstante estaréis 20 minutos para elegir plato con el camarero respirando detrás de vuestra nuca. Merece la pena.
Restaurante Chino, carillo pero muy muy bueno:

Ver mapa más grande

Para pasar el rato, el mejor sitio que hay es el Korona, una pastelería grande, con cocina para comer, té bueno, pasteles muy muy buenos y espectaculares y no es excesivamente caro. A la hora de comer tienen bandejas con comida que os pueden sacar de un apuro.
Las sopas están muy, muy buenas
Cafetería – Pasterleria Korona:

Ver mapa más grande

El Pizza blues comúnmente llamado “Mantequilla”. lugar de dos plantas, muchos platos combinados, pizzas, pasteles y bebida. Ojo hay ocasiones en que no les queda ni coka, ni fanta, ni nada de na, agua con gas y de milagro. Paran muchos chicos y chicas jóvenes y al menos dejas de ver por un momento esas caras cansadas y malhumoradas. Los jóvenes son muy abiertos y puedes charlar (¿?) con ellos
El famoso “Mantequilla”:

Para pasear, mientras los grados estén por encima de los -7º, la ciudad tiene bien poco que ver. Hay un paseo al final de la península que forman los dos ríos muy bonito, con un espectacular monumento a los caídos en Guerra digno de ver.
Paseo:

Y hasta aquí puedo contar. Por supuesto que todos estos apuntes son personales, quizás vayáis al restaurante chino y os parezca una porquería, pero a nosotros todos estos sitios nos dieron la vida y una escapatoria a un frío invierno de -27º la primera semana y el no estar encerrados en el hotel hora tras hora.

Datos de interés:

Las cervezas individuales son de litro la botella. Hay productos españoles: aceitunas, aceite, etc, etc. Son de calidad media y precio caro, pero merece la pena si vais a haceros vuestra comida y queréis que os sepa a algo. La ciudad tiene un equipo muy potente de Hockey sobre hielo (Torpedo), no pudimos ir, pero las entradas son baratísimas y el deporte es bastante espectacular. Si vais en invierno o con nieve, CUIDADO. La nieve de tanto pisarla acaba siendo una placa de hielo mortal MORTAL. Ojo en las curvas y en los cambios de bordillo.
La sanidad….. parece mentira pero a mi en un pequeño y tonto resbalón se me salió un hombro el 4º día de estancia. Fui al hotel, me llamaron a una ambulancia, me llevaron al hospital mas cercano, 10 minutos en aquella ambulancia de la 1ª guerra mundial, entré con el parte ya hecho desde la ambulancia, esperé 5 minutos, me miró el médico, me mandó hacer una placa, me bajé con ella, me lo colocó (Ooooouuuch), me envió a hacer otra placa para ver como había quedado, la vió… y para casa. Todo en 30 minutos y sin pagar nada. Aunque dicen que lo normal hubiera sido pagar como mucho 60 Euros.

Esto es todo amigos.
Espero que a los que hayáis viajado os sirva para recordar buenos tiempos y que a los que váis a viajar os sirva un poco de ayuda.

Saludos

23/02/2010

Un año

Filed under: Adopción,Papá,Videos — Javier @ 10:38

¿Se dice pronto verdad?

Oskemen.
Legamos a un edificio, absolutamente rodeados de nieve, con una temperatura exterior de -25º y con miedo, mucho miedo. El día anterior nos habían dicho que nuestro niño tenía dos años y medio. Nuestras cabezas pensaban en un niño menor, el miedo y las dudas se apoderaron de nosotros la noche antes. Pero había que esperar, esos tres años con el alma en vilo y la desesperación amagando con aparecer constantemente no podían echarnos atrás.

Bajamos del coche y atravesamos el pasillo helado.
Un olor fuerte a cocina nos golpeó la cara cuando nos quitamos las bufandas y al poco estábamos sentados en el despacho de la directora; una señora de unos cincuenta y tantos con tres o cuatro dientes de oro brillando en cada escasa sonrisa. Presentaciones pertinentes en ingles (nuestra traductora no estaba) información sobre los niños y sin más escuchamos como la puerta se abre. Aparece el primer muchachito, el de nuestros Amigos, rubio, ojitos achinados y enorme. 18 Meses y ya todo un futuro por delante.
Se abre la puerta de nuevo y aparece caminando, con la cabeza gacha y con una capucha azul un niño precioso, pequeño, asustado, asustadísimo. La mirada perdida en el suelo y con un pequeño coche de policía en las manos. No sabemos que hacer, pero sí que pensar “que preciosidad”. María está tan perdida como yo, y le digo: “levántate y cógelo”.

Lo hace, Maxim no pesa nada y los corazones de mi mujer y de mi hijo laten por primera vez juntos y muy, muy deprisa.
La capucha da paso a un pelo rubio, casi blanco y a unos ojos azules grisáceos espectaculares. Está muy asustado, pero nosotros también, así que no hay que temer nada.

Nos dejan a solas con el durante 15 minutos en una salita que será nuestra casa familiar durante los 23 días que nos quedan de convivencia.

Está sano, es muy guapo y solo llorará los 4 primeros días cuando nos ve. A partir del décimo día solo llora cuando nos vamos.

Es nuestro pequeño y ya ha pasado un año desde que lo conocimos.

Muchas gracias a todos por este año, ha sido un inmenso placer

22/02/2010

Guillermo

Filed under: Adopción,Fotografía,Papá — Javier @ 20:54

Os presento la primera fotografía que le hicimos a nuestro hijo, hace un año.

22/10/2009

Monos, loros y espejos

Filed under: Papá — Javier @ 20:47

Esto de tener un hijo hace que dejes de hacer cosas (actualizar el blog) y que te hagas otras muchas que pensabas que solo lo hacían los padres (hasta que te conviertes en uno de ellos). Lo del blog tiene su explicación, aunque a los 3 seguidores que tengo seguro que no convence… o sí: Tengo un hijo, un hijo de 3 años que es ya más un explorador en potencia que un escolar novato. Lo de actuar como un padre observador tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Te das cuenta de todo lo que rodea a tu pequeño loro y digo loro por que repite lo que haces y lo que dices.

Ejemplo: En mi casa apenas se decía un “joder” o un “mierda”, ahora parecemos el Vaticano en pleno domingo, ni un taco o palabra mal sonante, como un lorito oiga.

Pero en relación a lo anteriormente escrito vamos a ponernos serios. En el colegio es donde un padre se fija más, en ver si el niño se lo pasa bien, mal o regular, si aprende o le cuesta. Por suerte para nosotros, se ha adaptado y cada día habla más, pero más, más de verdad eh? Y me he dado cuenta de que hay niños violentos y aquí es donde me pregunto cosas:
¿Lo son por que lo ven en los padres?
¿Lo son por que los padres recurren al bofetón o al cachete más de lo recomendado?
¿Lo son por que ven televisión sin control?

Hablamos de niños de 3 o 4 años. Vale Guillermo no ve Dragon Ball, ni cosas por el estilo, no le pegamos y en casa tampoco discutimos habitualmente (que raros somos, no?). Y es que me cuesta creer que por naturaleza (cuando todo en la pequeña cabeza está normal) un niño puede ser violento. Mi teoría, siempre personal como todo lo que escribo aquí, es que es algo que se mama en casa o alrededores.

Noto un cierto tufillo al típico y lejano: “Anda menganita, deja al niño que vea la tele que así nos deja tranquilos un poco” Y claro uno que siempre estuvo en contra de las restricciones de horarios y de edades, empieza a darse cuenta de que en el mundo en el que vivimos la mejor canguro tiene 33 pulgadas. Mi cabeza empieza a vacilar un poco.

Pensemos solo un poquito

27/09/2009

Arriba, arriba!!

Filed under: Comedia,Ida de olla,Papá — Javier @ 20:32

Hemos estado esperando todo el verano a por una racha de viento, de ese viento que en Asturias suele ser denominador común y que solo sirve para secar bien la ropa y volar cometas.
Hablando de estos artilugios inventados por los chinos, hace unos 4 meses comprado una y tras haber intentado volar la cometita hasta en el pasillo de casa, no ha habido manera, puesto que el viento no aparecía.

Hoy sí, hoy había cometas por todos los espacios aéreos del parque y allá fuimos, los tres cachondos voladores.

“Vamos papá, arriba, arriba…” Gritaba mi hijo
“Vamos Javi, no tires tanto” Gritaba mi esposa
“Vamos, por Dios bendito” Pensaba yo.

Miro a mi alrededor y deo desde un chico haciendo círculos con su cometa, hasta una chica volando una comenta sentada mientras habla con su novio… y más allá una niña (NIÑA) volando casi una servilleta de papel amarrada con un hilito y con un leve “chis, chis, chis” de muñeca allá que volaba la cometa a pocos metros de ella.

“Vamos papá, arriba, arriba…” Gritaba mi hijo
“Vamos Javi, no tires tanto” Gritaba mi esposa
“Vamos, por Dios bendito” Pensaba yo.

Me agacho la decimocuarta vez para recoger la cometa y en un alarde de boina verde arranco un trozo de césped y lo tiro al viento, “Claro, estamos tirándola al revés” pienso.

Nos damos la vuelta y lo intentamos de nuevo

“Vamos papá, arriba, arriba…” Gritaba mi hijo
“Vamos Javi, no tires tanto” Gritaba mi esposa
“Vamos, por Dios bendito” Pensaba yo.

Guillermo se aleja de la zona 0 de impacto debido a lo cerca que le ha caído la cometa en picado las últimas 4 veces y se dedica a una extraña mezcla de llorar por un “déjame a mi que tu no sabes” y “paso de vosotros que me voy a jugar con la pelota”

“Vamos papá, columpios, columpios” Gritaba mi hijo
“Vamos Javi, no tires tanto” Gritaba mi esposa
“Vamos, por Dios bendito que se desintegre ya la cometa la próxima vez que impacte contra el suelo” Pensaba yo.

No, no es fácil volar una cometa, os lo digo yo.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.